Historia

Historia de Colo Colo

David Arellano
David Alfonso Arellano Moraga

[dropcap]O[/dropcap]nce jugadores de Magallanes se separaron
de su club. Entre ellos los hermanos Arellano, David y Francisco, Juan Quiñones (inventor
del uniforme), Luis Contreras, inventor del nombre, Rubén y Nicolás Arroyo, Clemente
Acuña, Guillermo Cáceres, Rubén Sepulveda, Eduardo Stavelot y Luis Mancilla.

Corrían los primeros años de la decada del ´20, cuando un grupo de estudiantes de
pedagogía y excelentes jugadores del club Magallanes, institución fundadora del
balompié chileno, decepcionados por la falta de oportunidades hacia los jóvenes
decidieron separarse de su club y fundar una nueva institución.
Los promotores de la idea son los hermanos David, Francisco, Alberto y Alejandro Arellano
Moraga. El 19 de abril de 1925 estos entusiastas estudiantes fundan el club que ha llegado
a ser el más popular y prestigioso de Chile. En la calle Covadonga de Santiago, tras una
larga reunión, los miembros de la nueva institución deciden llamarlo Colo Colo.

El cacique mapuche es símbolo del valor, la sagacidad y la sabiduría, chispa de
inspiración para los defensores de la tricota colocolina. La vestimenta representa
fielmente la filosofía que inspiró a sus socios fundadores: «La camiseta blanca,
símbolo de pureza de principios e intenciones; y el color negro de los pantalones
significante de la determinación de luchar siempre lealmente por la victoria».
Colo Colo ganó adeptos con rapidez. Muchos se sintieron atraídos por la fuerza de estos
jóvenes estudiantes, que se presentan ordenadamente sobre un campo de juego y sobre todo
que ejecutan un estilo que mezclan la técnica con esa guapeza característica del club
albo, siendo desde sus albores un equipo difícil de doblegar, de corte ofensivo y
goleador. Los albos se transformaron en animadores permanentes de los torneos chilenos y
su fama creciente los requirió desde alejadas latitudes, dando satisfacción a dichas
peticiones en la famosa y trágica gira de 1927.

Colo Colo 1925
Colo Colo 1925

Recorrieron parte de América, España y Portugal, jugando más de 40 encuentros. El día
3 de mayo de 1927, quedó grabado con letras de fuego en la corta historia de Colo Colo,
porque su capitón y fundador, David Arellano, muere en la cancha de Valladolid, víctima
de una peritonitis. El drama de ver a su capitán caído transformó a Colo Colo en una
leyenda, que gatilló en las masas un fervor y un cariño tanto en nuestro país como en
el extranjero. Colo Colo no sólo incidió de manera importante en alzar el nivel del
espectáculo del fútbol en Chile, con su estilo característico y la multitud que se
congregaba para verlo, sino que inspiró la creación del más importante torneo de
fútbol de Sudamérica, como es la Copa Libertadores de América, con la organización en
febrero de 1948 de Campeonato de Campeones, que reunió en Santiago a siete equipos
sudamericanos.

Los albos del cacique tuvieron grandes equipos a lo largo de su historia. Recordado es el
título de 1937, que de la mano del Tigre Sorrel, Colo Colo ganó en forma invicta. Sin
embargo, los hinchas del club popular debieron esperar hasta la década del 70 para
entreverarse entre los mejores cuadros del continente. Bajo la Batuta del Zorro Alamos
llegaron a la final de la Copa Libertadores. Recién en 1991, esa esquiva y ansiada copa,
por fin, pudo ser tocada por los chilenos. Colo Colo nos dio esa enorme alegría. Desde la
banca el croata Mirko Jozic revolucionó tácticamente a Colo Colo y en base a dinámica,
fútbol de ataque y mucha garra se convirtieron en los mejores del continente. El 30 de
septiembre de 1989 se entregó a la comunidad colocolina el Estadio Monumental, obra que
demoro más de 30 años en ser terminada y que tiene una capacidad de 65.000 espectadores.

Un año más tarde se le dotó de iluminación artificial, poniéndolo al nivel de los
mejores recintos deportivos del continente.